Como cortar el queso

Como cortar el queso

Como cortar el queso Salamino a lonchas con mermelada

Cómo cortar el queso y presentarlo lo mejor posible a los invitados: consejos de estilo

El corte del queso puede parecer una operación sencilla, pero requiere un conocimiento profundo de la estructura y de las características del queso en sí.

Sólo de esta manera se puede crear una presentación perfecta y profesional, capaz de impresionar a los invitados, y también elegir la mejor manera de conservarlo y durante mucho tiempo.

El Provolone Valpadana  es un queso de pasta hilada que presenta la mayor variedad de formas y pesos respecto a todos los demás.

La plasticidad de la pasta, su característica en la fase de elaboración, permite a nuestros maestros queseros deleitarse en producir formas de pesos más variados que nunca.

Icono provolone forma de salami

Salami

Icono Provolone forma de melón-pera

Melón-pera

Icono provolone forma tronco cónica

Tronco-cónica

Icono provolone forma de garrafa

Garrafa

Por tanto, no sólo la estructura misma de la pasta hilada es determinante, sino también la forma final que ha adoptado el queso.

Las formas

Las variantes de salami, de melón/pera, tronco cónica, de garrafa requieren un corte diferente, que sea fácil de realizar y permita obtener piezas para cocinar o servir en la mesa.

Las dimensiones

El peso del Provolone Valpadana oscila entre 0,5 kg y más de 100 kg, por lo que cortar el queso será obviamente muy diferente para una pequeña forma, para la cual es posible hacer tranquilamente en casa, o una muy grande, que en cambio será confiada a un profesional.

Como cortar el Provolone Valpadana D.O.P.

El corte del Provolone Valpadana varía según la forma.

Para servir, de ejemplo, una forma de Provolone Valpadana cilíndrica hay que cortar rodajas de un centímetro de espesor o de un centímetro y medio. Para un resultado mejor, cortar a trozos esta gran “rodaja” apoyada sobre una tabla de madera (posiblemente de olivo). ¿Cuantos trozos? Depende del diámetro, pero con una media de doce.

En caso del Provolone Valpadana «a forma de mandarina», hay que cortar del queso un trozo (se pueden seguir los surcos por donde pasa la cuerda). Una vez apoyado sobre la tabla de madera, cortarlo en muchos triángulos para ofrecer a los invitados como aperitivo.

Si no se sabe elegir entre el Provolone dulce y el picante no preocuparse: servir ambos, rigurosamente acompañados de buen pan y por qué no, de su vino asociado.

Para cortar el queso con toda comodidad, se recomienda utilizar un cuchillo de gran tamaño, pero no aserrado.

Una presentación a la altura del Provolone Valpadana es servirlo sobre un plato de madera, en su mejor forma o sea crudo. Último pero no menos importante: servirlo a temperatura ambiente y no recién sacado del frigorífico.

El corte del queso Provolone a modo de mandarina