Bocadillos

El universo de los bocadillos encuentra el sabor del Provolone Valpadana D.O.P.. El resultado es sorprendente

Bocadillos con Provolone Valpadana D.O.P.

Un simple aperitivo, ya sea corriendo entre un compromiso y otro o un momento para disfrutar con calma para partir la tarde, puede convertirse en una verdadera experiencia de gusto si está hecha con bocadillos de queso, especialmente si se trata de Provolone Valpadana DOP.

Es fácil decir bocadillo, pero puede haber una gran diferencia de sabor ya sea en la elección del pan o en su relleno.

El pan

Si por ejemplo la elección de nuestro pan es un panecillo redondo, la mezcla que se creará será sobre todo en las tradiciones romanas. De las diferentes opciones, nacen mezclas geográficas que dan origen a muchas recetas de bocadillos diferentes entre sí: basta con añadir una verdura, una salsa o un condimento más buscado y deseado.

Si en cambio se quiere atreverse un poco más, la combinación del Provolone Valpadana DOP con el pan de sésamo regala no sólo un sencillo bocadillo como aperitivo, sino una verdadera degustación de sabores.

Será suficiente añadir un poco de nuestro queso picante, para los audaces, o un poco del dulce para los más románticos, cebollas caramelizadas y emulsión de mostaza.

El relleno

Cuando luego comenzamos a jugar también con el relleno, las alternativas aumentan aún más. En cualquier caso, no puede faltar el queso: si se trata de Provolone Valpadana D.O.P. la elección entre las dos variantes puede dar lugar a un aperitivo delicado o al contrario a uno muy decidido. El cuajo utilizado y el tiempo de curado son fundamentales, por lo que el tipo picante resultará seguramente más sabroso.

Esto se debe a la extrema ductilidad de este queso, que puede constituir el ingrediente principal no sólo de los bocadillos como aperitivo sino también de toda la comida, de los entremeses hasta los primeros platos.

1 minuto de preparación, un infinito instante de bondad

La bondad del Provolone Valpadana DOP no conoce límites: por eso cualquier forma de pan se presta bien a acompañarlo. Incluso una simple barra de pan de trigo duro puede ser ideal para crear un bocadillo con queso que hace agradable el momento del aperitivo. Y además de la forma,  también la masa de pan quiere su protagonismo, para hacer única una mezcla de sabores listos para deleitar tu paladar.

Para que el aperitivo sea aún más “gourmet”, puede experimentar el grado de fusión del queso que más se adapte a tus gustos.